«~Palabras robadas~»

{Deuda, consumir, pobreza, dinero, soldado, internet…} Hay quien intenta quedarse con el botín de las mejores palabras, y en su afán por saquear el lenguaje, consigue devaluarlas, pervertirlas, degradarlas. Las palabras son lo que son, un tesoro repartido, un patrimonio común en el que cada quien añade su matiz, su sentimiento o ingenio, pero no se lleva nada. Así es el lenguaje, una historia de siglos donde siempre se suma, no se resta. {Reciclar, antiglobalización, miedo, fosfoyeso, armario.} Pero estamos en los tiempos del robo y el expolio. Los señores del poder y la política abusan de las palabras, se adueñan de su significado y las emplean en contextos inaceptables y falsos. {Vivienda, desierto, foro social, clima, ladrillo}. Por eso el lenguaje está lleno de frases manidas, ideas trilladas, lugares comunes. Esquilmado, destrozado por triquiñuelas y engaños. {Libre comercio, SGAE, patentes, armas, Islam.} Hace falta devolver la dignidad y el brillo a las palabras, sentir respeto por sustantivos y adjetivos, quitarle el disfraz interesado que hace rato les han puesto. Hace falta custodiar las palabras, restaurar su emoción, protegerlas, cuidarlas. Desde la otra orilla: la del compromiso, la de la cultura, la de la vida. {Ciudadano, inmigrante, iglesia, orgullo, mujer…}

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario