Para Tirar Unos Meses…

Antonia es una joven jardinera. Desde hace dos meses puede decir por primera vez en su vida: ¡mamá me voy a currar! , y le encanta decirlo.  Su cuadrilla está repleta de jóvenes como ella, y ahora se han sumado mayores, gente de la edad de sus padres. Antonia trabaja duro, corta hierba y limpia arriates, pero no sabe muy bien si quiere dedicarse a ello, ni siquiera le han preparado mucho para lo que hace, se dedica a ir y venir; sabe que cuando se acabe, se acaba esto de la jardinería. Ella, y los demás, se han sumado a este salvavidas llamado planes públicos de empleo de la Junta de Andalucía y así han podido respirar, pero aparte de empleo directo, nada más; ni planes reales de formación, ni expectativas más allá de julio, sólo lo inmediato. Otra vez se trata de salvar la cara, de capear la presión y encarar mejor épocas electorales.

 

Andalucía se levanta cada mañana con más de un millón de desempleados adscritos, muchos más desertados. Para colmo, vivimos en el país donde la pobreza laboral, aquella que reconoce a las personas que aun trabajando viven bajo el umbral de la pobreza, es la tercera más alta de Europa, tras Grecia y Rumanía, y donde la tasa de la pobreza entre trabajadores por cuenta propia alcanza el  35%. Y yo me pregunto, les pregunto, ¿ha cambiado algo en las políticas públicas para enfrentarnos al desempleo?, ¿hay herramientas nuevas,  más allá de la de facilitar el despido y animar al autoempleo, para acompañar a este millón de vecinos en búsqueda de empleo? Según mi percepción, nada. Las mismas formas anticuadas, los mismos servicios pero con menos personal, ninguna alternativa  la abandonada y poco eficiente Formación Profesional Ocupacional. Ni los Planes especiales de empleo para jóvenes y mayores de la Junta de Andalucía, ni el Plan Nacional de Garantía Juvenil, ni, me temo, el recién aprobado Plan Integral de Fomento para el Sector de la Construcción y Rehabilitación Sostenible, van a generar futuro, pues son actuaciones concretas sin altura de miras, sin un proyecto real de viabilidad posterior. Ninguna política pública en esta comunidad ha cambiado en los últimos 30 años nuestra realidad laboral: desempleo y pobreza laboral. ¿Cuándo conseguiremos todos, todas, sentarnos para planificar a largo plazo y generar conjuntamente un espacio económico capaz de proveernos de empleo?

Antonia no se queja, pero tampoco se ilusiona, con lo que va a ganar su familia tirará unos meses más.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario