¡Parad el exterminio!

Confinados, amordazados, empobrecidos, hambrientos, olvidados, ninguneados, utilizados. Y después, poco a poco, exterminados. Durante la II Guerra Mundial muchos judíos se sintieron así antes de ser gaseados. Los nazis les acusaron de alborotadores, después les quitaron sus propiedades, los confinaron en barriadas marginales, acabaron deteniéndolos y acusándolos de cualquier cosa; finalmente, quisieron exterminarlos. Israel repite el esquema con el pueblo palestino.

Hace 70 años los cómplices de la masacre del pueblo judío fueron los socios de las potencias del eje (Alemania, el Reino de Italia y el Imperio de Japón). Hoy los cómplices de la masacre del pueblo palestino son los socios comerciales de Israel: la UE y EEUU, retratados con disculpas y paños calientes, amordazados por un lobby israelí fuerte en ambas potencias.

El asesinato de Ahmed Yabari, líder del ala militar de Hamás y más alto dirigente palestino tras el presidente, ha sido la provocación en esta ocasión de los hábiles servicios de seguridad israelíes, garantizándose así una respuesta de Hamás y una buena excusa para bombardear la franja. Los medios de comunicación estadounidenses y las agencias de prensa internacionales han querido ocultar este hecho y han puesto el acento en los misiles sobre Tel Aviv y el derecho del pueblo soberano a defenderse. ¡Cuánta hipocresía! ¡Cuánto cinismo! ¡Cuánta mentira! Las adormecidas conciencias occidentales siguen dando pábulo a más de 50 años de opresión, siguen permitiendo las masacres de estos pueblos sin futuro y el fanfarroneo de sus representantes. Es hora de acabar con la doble moral que nos ampara y exigir una justicia universal que dignifique a todos los ciudadanos de este planeta. ¡Hay que parar el exterminio!

Pero al igual que los judíos de hace 70 años, hay que seguir buscando el futuro. Cesarán los bombardeos y sólo lamentaremos la muerte de 150 o 200 palestinos, huirán los titulares de guerra, pero seguirá habiendo crisis en Gaza y 1.700.000 palestinos despertarán cada mañana preguntándose quién les robará hoy la vida; la libertad ya la perdieron hace tiempo. Y tendremos que seguir sumándonos y construyendo una paz para Palestina, desde la distancia, ejerciendo nuestro poder como ciudadanos, sin derrumbarnos. Seguirán habiendo concentraciones y manifestaciones públicas de apoyo, seguirá habiendo un discurso político valiente capaz de llamar terrorismo de estado a la política israelí sobre Gaza o los asentamientos, podremos seguir haciendo boicot a los productos de origen Israelí (código de barras que empieza por 729- made in Israel). Seguirán habiendo asociaciones y plataformas de apoyo al pueblo palestino… Y seguirá habiendo un día, próximo, en que el pueblo levantado exija justicia. Allí estaremos todos.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario