«Patentes»

Si nos acercamos a una definición de catálogo, diríamos que una patente es un conjunto de derechos exclusivos sobre un producto, garantizados por un Estado, que permite al inventor explotarlo comercialmente o ceder sus derechos a un tercero. A cambio, éste debe hacerla pública para el avance de la ciencia. Monopolio de comercialización a cambio de conocimiento. En España existen antecedentes de la Oficina española de Patentes y Marcas (OEPM) desde 1887, así que podemos imaginarnos lo ligados que estamos a la Propiedad Industrial. Como seres comerciales que somos, es interesante reflexionar sobre lo que nos afecta el derecho y el privilegio a tener una patente. Intereses que defienden los gobiernos a capa y espada.
Observando que una parte fundamental del presupuesto del CSIC proviene de la comercialización de una patente biotecnológica, o que los avances científicos más relevantes nacen de grupos privados, podemos ver el lado amable de la regulación industrial a través de patentes. Sin embargo, si atendemos a los derechos comerciales que otorgan y a los mercados donde suelen desarrollarse, repararemos en que hay mucha gente, millones de personas, a las que los avances científicos no llegarán nunca. Habría que llegar a un concepto de patente que proteja la propiedad industrial “por el bien de la ciencia”, y también la necesidad de atender a la “salud Pública”, al desarrollo de los pueblos empobrecidos, al estudio de enfermedades raras, etc. Así podríamos introducir en la definición de patente los Derechos Morales que exige, y exigir a las grandes multinacionales que paguen sus deudas.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario