Patriarcado Municipal

Huelva gana por 11 a 0. He dedicado una ratito a ver en todas las capitales de provincia andaluzas cuál era el sexo de las personas cabezas de lista de las distintas candidaturas, y la capital onubense es la única en la que no hay ninguna mujer candidata a alcaldesa, ninguna. De las 84 candidaturas a capitales de provincia, 77 están encabezadas por hombres, y sólo 18 por mujeres, o sea, un 91,6% masculinas.                                  

Con este juego de números podemos hacernos muchas preguntas, la primera podría ser ¿por qué hay tan pocas mujeres aspirando a presidir sus municipios? Y de ella podríamos inferir muchas otras, claro, como ¿por qué los partidos políticos y agrupaciones de electores no son lideradas por mujeres, serán estructuras básicamente patriarcales?, o ¿una representación femenina tan baja es indicativo de una sociedad profundamente desigual? Yo voy a ir respondiendo desde el prejuicio donde me sitúo, el de un observador convencido de que el machismo predomina y manda sobre nuestras estructuras sociales, pero más allá de mi opinión me preocupa que en general la evidencia de los datos no nos encandile por igual.

Creo que las estructuras de poder están infectadas de machismo. Hay algunas que no lo ocultan, como las iglesias del mundo (especialmente la católica y musulmana), pero en las demás igual. Y no sólo porque no haya mujeres al frente, sino porque los patrones de comportamiento son profundamente machistas. Las prioridades, el control, el deseo de poseer más que los demás, el canibalismo empresarial, el productivismo, e incluso la forma de gobierno de las pocas mujeres que se cuelan, son heredadas de una sociedad competitiva masculina ¿Es muy igualitario que ministras o presidentas embarazadas den a luz y enseguida vuelvan a sus puestos? No, es antinatural, es sólo un patrón machista de comportamiento a salvaguardar. Por lo tanto los Partidos, en general, son estructuras masculinas porque emulan las formas de organización del poder, no hay  necesidad de pensamiento femenino y mucho menos de impulso feminista, haría daño a la lógica del poder inmediato. Y por último pienso que la evidencia de un 91% de aspirantes varones a las alcaldías de las capitales de provincia es otra cara de la misma moneda que mata mujeres cuando no obedecen.

En fin, ya de partida este año en Huelva yo, hombre, no podré elegir candidata. Tú, mujer, tampoco. Ver una mujer alcaldesa en Huelva será una revolución pendiente, quizás para las próximas.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario