Pelos y pelis

Entró muy temprano, como otras veces, y las encontró charlando animosamente. Aún no había ningún cliente, así que se sentó directamente en el sillón y dio los buenos días en un castellano recién aprendido. Le gustaba aquella peluquería, eran gente amable, y la amabilidad se valora mucho cuando uno es un recién llegado, un extraño. Le gustaba ver como se esforzaban en domar y reducir su rizado pelo. ¿Te gusta?, le preguntaron, Sí, me gusta, repitió él. ¿Qué traes hoy?, Mira tú, dijo, y le pasó el manojo de películas. Ellas las ojearon y escogieron una, Esta nos gusta. Vale, pues adiós. Para él no era extraño: el trueque es una de las formas de comercio más antiguas, y facilitaba que la gente sin recursos, sin acceso al dinero, pudiera obtener bienes y servicios a cambio de algo. Su pago era en especies. Él no lo sabía, pero el trueque resurgía en situaciones de crisis como la que estaban pasando. Se toco la cabeza, y sonrío.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario