Perplejidad y barbarie

Terribles esos documentales que echan de cuando en cuando sobre el Holocausto nazi. Cadáveres amontonados y esqueléticos, la barbarie en pleno corazón de Europa. Y, sobre todo, esa perplejidad en los observadores: no se conoció la magnitud de la matanza hasta que fue demasiado tarde. Tal vez mañana hagan documentales similares sobre el Estrecho, sobre los cadáveres amontonados en nuestras playas, sobre el relato de los que consiguieron llegar atravesando desierto y mar, sobre los asentamientos chabolistas junto a los adosados del norte rico y derrochón. Y hablarán de los cientos de miles que se ahogaron anónimos, de cifras que darán escalofríos. Y darán cuenta de la política de fronteras que originó las cada vez más peligrosas travesías. Y las generaciones que vean, escandalizados, esos documentales, tendrán la misma perplejidad: ¿cómo pudo ocurrir en plena Era de la Comunicación, en la Sociedad del Bienestar y los Derechos Humanos?. Hoy, como entonces, la ignorancia no es excusa. Porque, sin duda, es una ignorancia consentida y cobarde. No queremos ver el horror junto a nosotros. Pero está.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario