Pesca sostenible

A pesar de que esta vez no recibirán subvenciones, los pescadores del Golfo de Cádiz (entre ellos 250 barcos onubenses) han decidido seguir adelante con la parada biológica. No es probable que lo hagan por conciencia ecológica: es que, simplemente, el dinero de los fondos europeos se ha acabado ¡cuatro años antes de lo previsto!, y en cuanto a los caladeros, ya no dan más de sí. Más que de sentido común, la decisión de los armadores es cuestión de supervivencia: se están quedando sin pesca, y lo saben, igual que se han quedado sin subvenciones. Lo que tratan de salvar no es la biodiversidad del océano, sino su propio futuro como actividad económica, no ya para nuestros hijos, sino para ahora mismo. La pesca es un ejemplo más de cómo la sobreexplotación de los recursos pasa siempre factura, y también es una oportunidad de que el ser humano se demuestre a sí mismo que es una especie racional.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario