Pobre como una rata

Ha muerto un inmigrante en los asentamientos de Mazagón, intoxicado en su frágil chabola de plásticos. Y codiciando las mismas cosas que tú, y que yo, necesitando lo mismo que tú, y que yo, ha tenido que vivir y morir pobre como una rata. Galeano diría que sólo querría no ser pobre, pero no podíamos permitirlo. Ha pertenecido a esa clase de humanos con sus derechos ligados al horario, sólo útiles a las 8 de la mañana para que nosotros podamos conciliar y nuestras empresas no dejen de producir, pero un estorbo a las 20 h. cuando sobran en las oficinas de empleo y en la dorada puerta de nuestro hospital. Y ha muerto una persona ejemplar: capaz de resistir lluvia y frío en el campo; de andar cientos de kilómetros por trabajo; con humanidad suficiente para arruinar cualquier ley de extranjería. Y quizás ha muerto para que tú, y yo, dejemos de mirar hacia otro lado.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

3 Responses

  1. javierarellano10@hotmail.com' Javier Arellano Gómez dice:

    No sé …quizás sea mi mala conciencia la que me hace escribir una corta e íntima reflexión. Hace un mes tuve ocasión de estar en alguno se esos asentamientos de Mazagón….y observé tanta desolación a mi alrededor…..aquí mismo en Huelva…un día me sobraba tiempo para mis clases en la Universidad y me dí un paseo cruzando la Autovía…. y…. a 6 ‘ justos de reloj…un mundo tan diferente del privilegiado de la Universidad…un verdadero submundo ……pobres como ratas…pues no sé……el símil …..quizás, aunque con un punto de caricaturización, no esté muy alejado de la realidad….cloacas y justo por encima , con avasalladora prepotencia ( eso sí aterciopelada ), las cabezas preeminentes e inteligentes ( “la inteligentia” ) , la opulencia cibernética ,la indiferencia mientras no infecte…duro ? no ?.

    Así es este mundo que entre todos ( generación tras generación ), y con el mando del sistema económico y financiero dominante, hemos definido desde hace ya siglo y medio.

    ………….¡mi mala conciencia¡ ( que me reprocharían Galeano y otros como San Francisco de Asís…. ó el propio Delibes- qué personalidades tan diferentes -)¡ ya me gustaría que mi conciencia no fuese lo suficientemente hipócrita como para ” gustarme ” haciéndome amigo de “mis negritos del semáforo” ¡…y poder servir….sigo buscando …y no encuentro ……( justificaciones muchas : unas verdaderas y otas falsas….) ….y mientras…,ante mi insidiosa parsimonia ,alguien que a lo mejor ví aquél día del mes de febrero ya no está aquí.

    Perdonar estos pensamientos que sitúo en la red…simplemente es la mala conciencia la que cree redimirme .

  2. javi@dosorillas.org' Javier Rodríguez dice:

    Lo que no entiendo muy bien es porqué tenemos que comparar a los pobres con las ratas…

  3. eva ruiz dice:

    es realmente duro la realidad que existe en los tambien llamados primero y segundo mundo. es cómodo creer que la pobreza solo existe en la televisión y a muchos kilometros de nuestro cálido hogar, pero en cada semáforo, en cada puerta de los supermercado, iglesias,… hay personas con viven en condiciones infrahumanas. ! como pobres ratas!

Deja un comentario