Poder extranjero

SYRIZA es mi marca. No dudaría ni un instante en votarlo si yo fuese votante griego, y sólo he necesitado para esta certeza la increíble campaña de acoso y derribo que sufre desde el poder conservador y dictatorial alemán. Me parece vergonzoso cómo se intenta influir en los votantes helenos amenazando a un pueblo soberano con su posible salida del espacio común europeo, y sólo porque un partido de izquierdas ponga un halo de duda sobre el origen de la deuda que les asfixia; supone un ataque frontal a la democracia, un derrumbe de los valores ilustrados que empujaron a soñar con una Europa unida, un uso desmedido del miedo como único elemento decisorio. ¡Basta de injerencias! Ya está bien de que el “poder extranjero” decida sobre lo que pasa en nuestras casas ¿Se imaginan ustedes a Rajoy insinuando algo parecido a los alemanes en plena campaña electoral, a un representante de uno de los países pig del sur? Qué divertido sería.

Syriza no es el único partido de izquierdas que se ha atrevido a poner en cuestión el origen de la deuda extranjera que les atenaza, y que a su vez es parte de los enormes beneficios de los bancos y fondos de inversión que dictan las políticas del FMI. Antes los hizo Correa en Ecuador, o Evo en Bolivia, y también sufrieron los ataques de una campaña mediática encarnizada, de la cual no sólo salieron más reforzados sino, a la postre, vencedores. Los que usaron a sus desvergonzados políticos corruptos para vender dinero a precio de oro no quieren perder las plusvalías que esos acuerdos amañados provocan, y de ahí el enojo y el intento de influir en los pueblos soberanos tantos años maltratados. Ahora ya casi nadie pone en cuestión el origen fraudulento de la deuda de Ecuador, por ejemplo, y, a diferencia de lo que presagiaban losvampiros extranjeros, acceden al crédito con más facilidad y solvencia que antes del desplante.

En breve comenzaremos nuestra campaña electoral en España. Unas elecciones nacionales que con la aparición de Podemos y el reforzamiento de partidos como IU parece que van a ser moviditas. Pronto veremos cómo estos partidos y otros que puedan aparecer van a poner en duda nuestra deuda, esa por la que estamos obligados a pagar el 100% de nuestro PIB en intereses. ¿Qué ocurrirá entonces? ¿Qué vendrán a decirnos Merkel, el FMI y los banqueros? Parece evidente. ¿Y cómo responderemos los votantes españoles? ¿Con libertad o con miedo? Sin duda, Syriza sería mi partido si yo fuera griego.syriza

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario