¡Por la diversidad, todas las familias importan!

Las relaciones afectivas son una parte esencial en la vida de las personas. Querer y ser queridos, comprender y que nos comprendan y disfrutar con las personas a las que queremos constituye una de las experiencias más estimulantes, de la existencia humana.

Todas las personas, hombres, mujeres y transexuales, decidimos organizar nuestra vida, deseos y convivencia de diversas formas. Podemos amar y desear a personas del mismo o diferente sexo, vivir solas, en pareja o de otra forma, querer tener hijos o no, etc.

Hasta ahora, unas y otras formas de convivencia no han sido consideradas y respetadas por igual. En nuestro pasado reciente gays, lesbianas y transexuales han sido estigmatizados, sufriendo represión, rechazo social y escarnio público. El estigma contra estas personas ha actuado y actúa como una especie de frontera que nos dice qué podemos y debemos sentir y hacer, qué “es normal”, limitando así la libertad de todos nosotros y nosotras. Atravesar de una u otra forma dicha frontera supone arriesgarse a sufrir discriminación social, laboral e institucional.

Los recientes cambios legales que posibilitan el matrimonio y la adopción de hijos e hijas a parejas homosexuales y la anunciada ley de Identidad de Género son muy positivos. Reconocen derechos básicos y favorecen el cambio de mentalidades. Ayudarán a comprender que nacer hombre o mujer no tiene porqué implicar sentirse, actuar ni desear de una determinada manera y que la diversidad sexual y de familias es una realidad que hay que gestionar democráticamente, garantizando iguales derechos y oportunidades para todas las personas. Será necesario contribuir a consolidar estos cambios y seguir avanzando en el reconocimiento de derechos.

Creemos que para vivir en una sociedad realmente justa, humana y democrática hemos de respetar la pluralidad de deseos, opciones sexuales y de convivencia, basadas en la libertad de las personas para decidir cómo quieren gestionar sus afectos. Para ello es necesario que valores éticos como la solidaridad, el respeto, la responsabilidad, la igualdad y la autonomía orienten nuestras vidas.

Las diversas sexualidades y tipos de familia han de valorarse por la calidad de las relaciones y buenos tratos entre sus miembros y no por el sexo o sexualidad de quienes las compongan. Este es el camino por el que desde Acción Alternativa queremos seguir trabajando.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario