Por un jamón

El caso de Antonio y Juan, los vecinos de Aljaraque que están en la cárcel por un delito de hace 21 años, es tan trasparente, tan negro sobre blanco, que los grupos políticos de la localidad han tramitado sendas peticiones de indulto, y hasta el presidente de la Audiencia ha prometido revisar personalmente el caso. Tan ejemplar es la historia que resalta por sí sola las quiebras de nuestro sistema judicial. La primera, sin dudarlo, la lentitud. Pero, si los dos jóvenes no hubieran tardado tanto en ir a la cárcel, si la condena se hubiera cumplido antes ¿hubiera sido más justo? ¿Se hubieran rehabilitado ambos, como de hecho ha sucedido, o estarían irremisiblemente perdidos por el sólo hecho de pasar por prisión? La respuesta, estadística y tristemente, es que la cárcel mata cualquier esperanza de reinserción. Y allí, en la cárcel, donde están ahora Antonio y Juan, hay muchos como ellos, pero sin la suerte y el apoyo familiar que han tenido ellos: más del 80% de los presos cumplen condena por delitos relacionados con la drogadicción. Ojalá los dos jóvenes reciban pronto el indulto, como es de esperar. Pero ojalá, también, su caso nos haga pensar en lo desproporcionado e injusto de este sistema penitenciario, capaz de anular el futuro de una persona por haberse llevado un jamón.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario