Portugal

Las relaciones entre Huelva y Portugal siempre han estado marcadas por cierta desconfianza y el absurdo aire de superioridad con el que algunos españoles se plantan en el país vecino. Pasear por Villa Real en estos días de vacaciones es encontrar a una marea de veraneantes que se empeñan en elevar el tono de voz en esa manía tan nuestra de hablar a gritos, caer en la tentación de entrar en las tiendas con inflas y andar comparando irremisiblemente las diferencias entre nuestra “rica” España y la “pobretona” Portugal.

Por el contrario los portugueses se suelen mostrar amables y prudentes, ofrecen lo mejor que tienen: sus playas, textiles y comida, pero también su importante aeropuerto internacional de Faro y sus mejoradas infraestructuras.

Creerse fuerte con el que consideramos más débil es un error que los españoles cometen a menudo al pasar las fronteras. Se nota que tenemos una autoestima tradicionalmente baja, porque al visitar otros lugares que creemos más significativos nos venimos bien pronto abajo y nos sentimos muy poca cosa. En el caso de Portugal las posibles diferencias en los niveles de vida no justifican tal actitud de prepotencia. La educación como personas y como país se demuestra cuando se sale de casa.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario