Presos y esclavos

No cobran lo que deben cobrar, no disfrutan de vacaciones, suelen ser víctimas de despidos arbitrarios, no se respeta su descanso y trabajan en algunas ocasiones por encima de lo permitido, no tienen derecho a prestación alguna por incapacidad temporal, si van al paro no cobran un subsidio acorde al tiempo trabajado… Estas no son las condiciones de trabajo de ninguno de los países que vemos en esos reportajes sobre explotación laboral. Estas son las condiciones de trabajo que sufren los 11.500 presos que tienen el “privilegio” de desarrollar alguna actividad laboral en prisión: hacer tarrinas para la fresa, trabajos de carpintería metálica o pan, por poner algunos ejemplos. Y quien ha confirmado estas condiciones no ha sido ninguna ONG, ha sido el propio Tribunal Superior de Justicia andaluz. Encima que les hacemos el favor de darles trabajo, vamos a respetar sus derechos, dirán los otros.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario