Privatizar el agua

El agua nos da la vida, nos ayuda a calmar la sed, a limpiarnos por dentro y por fuera. El agua es la vida, tan necesaria como el aire. Sin agua nada existe. Sin agua no hay mundo, sin agua no hay esperanza. Es el bien común más preciado. Por eso, llama tanto la atención, indigna tanto, que haya ayuntamientos que privaticen el agua, que la conviertan en un producto, en un objeto de consumo con el que engordar las cuentas corrientes, porque los criterios de toda empresa privada son criterios mercantilistas: hacer dinero, obtener beneficios con el menor coste posible. Cuando los bienes universales se privatizan dejan de ser bienes y se convierten en mercancía. Poco importan entonces las necesidades de las personas, la vida de las personas. El agua es de todos y no puede pertenecer a ningún grupo corporativo. A este paso terminarán por privatizar el aire. Al tiempo.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario