Prostitutas para un Mundial

Entre gol y gol, pues eso, sexo. Y es que no todo en el Mundial iba a ser fútbol. Por eso se han habilitado infraestructuras extras para el ejercicio de la prostitución: una especie de aparcamientos con barreras, alarmas para evitar las agresiones y paneles de separación. Y lista de espera de hasta dos horas. Para mi gusto alucinante y decadente. Muy machito, eso sí, tal vez para conservar ese aire cerril que aún tiene el fútbol y los otros grandes circos modernos. La masa enaltecida se despoja de sus límites, y cuando acaba el partido se va buscando bares o prostitutas. Porque es lo que toca. No todos, claro. Pero sí muchos, demasiados como para no tener en cuenta el dato. Porque es preciso tener estos datos para hablar luego de legalización de la prostitución. Personalmente creo que traería alguna cosa buena. Pero no podemos olvidar que la prostitución es, casi siempre, un ejercicio de dominio, de poder, de violencia, de abuso sobre mujeres u hombres desprotegidos y vulnerables. Luego habrá algún caso en que la prostitución se ejerza de forma voluntaria, en condiciones dignas y todo lo que queramos, Pero esa es la excepción. No conozco a ninguna prostituta que disfrute con su trabajo, que lo entienda como una opción laboral. Me entristece ver aparcamientos habilitados en un Mundial de fútbol para que una panda de gallitos hagan tiempo entre partido y partido, antes o después de llamar a sus esposas, madres y novias. Dice muy poco de nuestra condición humana, dice menos de nuestro género: es sucio, indigno, machista, degradante. Que barnicen otros.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario