Protestando

Ahora que los EREs se presentan por doquier dentro y fuera de nuestra provincia y que muchos aprovechan la crisis para reajustarse, se extienden las iniciativas del tipo “los trabajadores de tal empresa no se resignan a perder sus empleos y van a protestar ante la puerta de tal y en la plaza cual”. Pero dudo mucho del éxito de semejantes acciones en una sociedad donde la protesta se considera lícita cuando me afecta directamente y me incomoda cuando no va conmigo. Pocos se tomaron en serio la protesta de hace un par de años sobre el exacerbado crecimiento del precio de los pisos, y, quien más y quien menos se plegó a la exigencia mercantil de vender caro lo que le había costado barato. Muchos colectivos han venido avisando de los horrores de un capitalismo que, me perdone Adam Smith, no se regula sólo por la “mano invisible”. Y ahora que se tambalea el cotarro, muchos de los enriquecidos piden ayuda, y muchos de los especuladores piden regulación y viviendas de VPO. Dadas las circunstancias, es el momento de pensar en otra manera de hacer economía.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario