Proyecciones

La Psicología habla de las proyecciones como mecanismos que las personas
utilizan para percibir todo lo malo o desagradable que ven en los demás,
cuando, al final, no es más que el mal espejo de quien no quiere admitir
todo eso de sí mismo. Perdonen por la teorización, pero me parecía
oportuna para intentar entender el porqué de tanta vuelta a lo retrógrado,
a lo que se supone que ya se había ido superando en estos treinta y tantos
años de Democracia.

Dense un paseo por la ciudad y volverán a leer escritas en las paredes
frases como “aborto libre y gratuito”, “nosotras parimos, nosotras
decidimos”, sí, los mismos mensajes de los años ochenta, pero con renovada
actualidad.

Hay poderes fácticos encarnados en legisladores que ven esos fantasmas de
decadencia moral, o de juicios de valor, sobre las mujeres que, por
circunstancias nunca fáciles, ni agradables, se ven obligadas a tomar una
decisión tan dolorosa como la de interrumpir voluntariamente el embarazo.
Y no me gustan nada esos que dan lecciones de moralidad y nos exigen a los
demás conductas intachables, cuando después, guardan debajo de sus
alfombras hechos muchos más reprobables y escandalosos.

No entiendo esa defensa ferviente de la vida en “abstracto” y tanto
abandono por la vida cotidiana. ¿Qué sentido tiene hacer nacer a toda
costa, sean cuales sean las circunstancias, la enfermedad o discapacidad
grave para, acto seguido, abandonar a esa madre e hijo a su suerte?
Cualquier familia con una patología o discapacidad grave sabe de lo poco
de las ayudas, y de lo difícil que se hace simplemente sobrevivir, ya no
hablamos de compaginar trabajos, tener respiro, o simplemente una sociedad
concienciada que integre o acompañe para que esos niños, con deficiencias
graves, puedan crecer con felicidad.

Ojalá se pusiera el mismo ímpetu y furia moral con otras muchísimas cosas,
como el derecho a la vivienda, contra la usura bancaria, la corrupción
política, la degradación del medio ambiente… sí eso también influye en la
vida, pero claro, aquí no estamos hablando de vida, sino de ideología que
toma como excusa la vida.

No soporto la hipocresía y de esta hay mucho en los abanderados provida,
comprometidos de salón, que jamás se han remangado para acompañar a
mujeres por su nombre, de esas que nunca conocieron otra cosa que la
injusticia y la pobreza. Si hay que volver a defender derechos
fundamentales, se hará.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario