Publicidad machista consentida

¿Se han preguntado ustedes cuándo dejaremos de ver anuncios sexistas? Parece que estamos en época pre-constitucional, donde las mujeres en casa y el hombre al trabajo, clara representación de los roles masculinos y femeninos; dualidad servir-ser servido. Sí, como aquel anuncio de Brandy…. Todavía es sumamente fácil observar diariamente en los medios publicitarios claras formas de machismo mercantil. Lavavajillas, detergentes y demás productos higiénicos del hogar siguen viéndose (…)¿Se han preguntado ustedes cuándo dejaremos de ver anuncios sexistas? Parece que estamos en época pre-constitucional, donde las mujeres en casa y el hombre al trabajo, clara representación de los roles masculinos y femeninos; dualidad servir-ser servido. Sí, como aquel anuncio de Brandy….
Todavía es sumamente fácil observar diariamente en los medios publicitarios claras formas de machismo mercantil. Lavavajillas, detergentes y demás productos higiénicos del hogar siguen viéndose anunciados a todas horas y en todos los horarios expuestos a mujeres estupefactas por sus resultados y deseosas de utilizarlos; y además, para una mayor convicción, resultados conseguidos tras una investigación vanguardista de laboratorio presentados por un hombre, para más INRI. Y yo me pregunto: ¿para qué sirve las organizaciones de consumidores?¿y las organizaciones feministas no tienen esta vez nada que decir? ¿No existen para esto tan claro los recurrentes “juicios rápidos”? ¿No hay un juez que prohiba su emisión? No es posible que no se hayan dado cuenta. Si es que se daría cuenta un niño…… Todas estas campañas denotan lo siguiente: la sociedad aún no cuenta con parejas que compartan y repartan las labores del hogar. Si esto es lo que se pretende conseguir, ¿a qué viene esta muestra de roles tradicionales tan acusada en los medios? ¿Cómo se pretende educar a niños con una publicidad explícita tan clara y contundente? ¿Tenemos que prohibir ver la televisión si queremos que no sean machistas y asuman estas retrógradas actitudes? Sin duda, así no se cambia, no se crea espíritu de cambio. Mientras no se vete y se filtre más y mejor la publicidad, sociedades como la nuestra están firmando su sentencia de involución paulatina y silenciosa. Dichos objetivos sociales y la paridad real e ideológica quedan aún muy lejos. Al menos, esa es la percepción

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

2 Responses

  1. Juan dice:

    ¿No te parece que tu posición linda en un intervencionismo ilimitado?¿quien fijará los límites?.

    • oflix@hotmail.com' Félix Montero dice:

      hola juan. Lo que pretendo decir con ese texto no es más que:
      si desde algunas instancia se impone la obligación de poner a la par a hombres y mujeres a la hora de acceder a un trabajo, en las listas electoralels de los partidos políticos, o se impone como contenido transversal educativo obligatorio la Coeducación e Igualdad de Oportunidades entre ambos sexos en las etapas obligatorias en todo el territorio español; y existiendo un mecanismo de control de la publicidad y los aspectos ético-morales dentro de la televisión, entre otros medios, ¿cómo no se filtran esos anuncios machistas tan fácil de discernir? No se trata de intervencionismo ilimitado, sino acciones relativas a lo moral que ya tienen su ley, y por tanto, su límite ha sido estipulado con el consenso de la mayoria; supuestamente, es lo aceptable socialmente hablando. Se trata únicamente de señalar o subrayar más ese límite poco discernido para que no se viole o vulnere. Aunque también estoy de acuerdo con que la publicidad es quizá un fiel reflejo de la sociedad, y puede que sea la publicidad la que sale de la sociedad y no al revés. Aunque, desde mi punto de vista, esto último no es suficiente para rendirse ante lo que se ve en muchos anuncios publicitarios. La publicidad no tiene límite si es para vender, por eso creo que los mecanismos externos a la misma deben ser mucho más contundentes y claros de lo que demuestran ser. Espero haberme explicado.

Deja un comentario