¿Quiénes son los presos en España?

La salida de prisión de Julián Muñoz y un artículo aparecido en la revista Noticias Obreras, de la Hermandad Obrera de Acción Católica, nos lleva a pensar en el perfil de las personas recluídas en las prisones españolas.La salida de prisión de Julián Muñoz y un artículo aparecido en la revista Noticias Obreras, de la Hermandad Obrera de Acción Católica, nos lleva a pensar en el perfil de las personas recluídas en las prisones españolas.

Ayer vi en la televisión como salía Julián Muñoz, el que fue alcalde de Marbella, de la prisión de Jaén. Va a cumplir el tercer grado en una prisión malagueña. No deja de ser curioso que, con todo el dinero que dicen ha desaparecido y lasprevaricaciones y cohechos que (…) Ayer vi en la televisión como salía Julián Muñoz, el que fue alcalde de Marbella, de la prisión de Jaén. Va a cumplir el tercer grado en una prisión malagueña. No deja de ser curioso que, con todo el dinero que dicen ha desaparecido y las prevaricaciones y cohechos que dicen que se han cometido en Marbella, salga de la cárcel a los dos años y pocos meses.

Por otro lado esta semana, en el centro en el que trabajo, hemos recibido la visita de la policía en dos ocasiones. En una, andaban buscando a un toxicómano, esquizofrénico y sin hogar, para detenerlo. En otra, los agentes buscaban a una persona con parecidos problemas.

A estos dos hechos se suma un artículo aparecido en el número 1.466 de la revista Noticias Obreras, de la HOAC (páginas 15 a 17), correspondiente a la segunda quincena del mes de octubre. En este artículo se repasa la situación del sistema penitenciario español. Se constata, en primer lugar, la saturación de las prisiones. Haría falta que se construyera una nueva cárcel cada tres meses. Además, lejos de la común idea, las condenas se han endurecido desde la entrada en vigor del Código Penal de 1995. Sin variar la tasa de delitos, más baja que la media europea, tenemos más penados por cada 100.000 habitantes que el resto de los 48 países del Consejo deEuropa. Eso provoca la mencionada saturación de las prisiones y la necesidad de nuevas construcciones. Por otro lado, pone de manifiesto que nuestra sociedad opta por resolver sus problemas por la vía penal. Eso me lleva a preguntarmepor quién son los presos.

Algunos,anécdota, son como Julián Muñoz o Mario Conde. Pero lo relevante es que tres de cada cuatro estaban en situación de exclusión social antes de entrar en prisión. El 75% carece de estudios elementales; el 50% está en tratamiento con psicofármacos; el 40% padece problemas de adicciones, y el mismo porcentaje problemas de salud mental; cada vez hay más extranjeros preventivos, por la desconfianza de los jueces; hay dos millares de discapacitados físicos o psíquicos; y varios centenares de ancianos.

Así que es fácil concluir que, y cito textualmente, “los subsistemas policial, judicial y penitenciario intervienen selectivamente sobre los grupos sociales más carenciales, los cuales cuentan con menos oportunidades de adquirir unos niveles mínimamente dignos de calidad de vida”.

El artículo recoge otras consideraciones sobre el populismo punitivo, la función simbólica del derecho penal, la mayor eficacia de las políticas preventivas frente a las represivas,…y una referencia al Evangelio de Lucas: “anunciar la libertad a los presos” (Lc 4,19).

[Leer el artículo->http://www.hoac.es/noohoa.htm]

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario