Repatriaciones

El anunciado plan de acuerdos bilaterales entre España y determinados países africanos para que éstos acepten repatriaciones a cambio de unos pocos millones de euros está resultando un verdadero fiasco. Y es que a la dificultad y coste que supone movilizar aviones y policías (van más que policías inmigrantes en cada vuelo) se unen las limitaciones técnicas de dichos países y su escasa motivación real para aceptar el retorno de aquellos compatriotas que decidieron llegar a Europa.

Y es que el gobierno se equivoca pensando que a un país como Malí, por ejemplo, le compensa aceptar una raquítica ayuda al desarrollo que luego debe devolver en forma de deuda externa con sus correspondientes intereses, en comparación con las remesas de divisas que recibe de aquellos que ya trabajan al otro lado del Estrecho y que, según estimaciones, rondan los 90.000 millones de euros anuales. Dinero con el que se mantienen no sólo a familias enteras, sino también recursos comunitarios como la atención sanitaria o educación que financian los inmigrantes de una misma región.

De nada sirven este tipo de medidas más publicitarias que reales, la emigración no es ya un derecho y una tradición humana, sigue siendo una alternativa, en ocasiones la única, para subsistir.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario