República

Supongo que algún día enterraremos en los libros de historia todas las monarquías. Son una forma de Estado heredada, antigua, con bastante mala prensa, con una justificación difícilmente digerible en el mundo moderno. Pero en España, hoy y ahora, no parece que moleste mucho: son embajadores decentes, no interfieren en la tarea Parlamentaria y de Gobierno, y, a diferencia de otras monarquías europeas, no montan escándalos y caen bien al conjunto de la ciudadanía. Algunos aspiran a cambiar este modelo de Estado por una República. Pero ¿sacamos alguna ventaja de ese cambio? No es un cuestión de ideología o de valores, tan sólo de modelo. ¿Entonces? China es una República, Estados Unidos también, el Congo también. ¿Y qué? No soy monárquico, pero antes que esta cuestión creo que hay un buen puñado de prioridades que abordar: las bolsas de pobreza, el modelo autonómico, la injerencia de las empresas en lo político, la precariedad laboral, el vacío cultural, las relaciones Norte Sur. No sigo: en cualquiera de estas cuestiones sí nos jugamos el futuro. En que tengamos a Juan Carlos I de Rey o a Aznar de presidente de la República Federal Española no me parece que nos juguemos tanto. Y si pensamos que, instaurando una República, reflotarán esos valores que tumbó el Golpe de Estado franquista es que estamos fuera de la realidad. Los golpistas de hoy son otros, y les importa poco bajo qué modelo imprimir su dictadura.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario