Resistentes

Les ha costado trabajo ser noticia, y es que han tenido que competir con informaciones parecidas procedentes de Madrid (como, por ejemplo, las relacionadas con el Hospital La Princesa), pero, tras una semana de huelga, las demandas de los EIR andaluces, o especialistas internos residentes, empiezan a llegar a los ciudadanos. La centro-información prevalece, curioso paralelismo con el debate sobre la descentralización de la sanidad. Los residentes del SAS -entre los que hay médicos, psicólogos, farmacéuticos o veterinarios- han visto reducido hasta en un 36% sus emolumentos y, además, tendrán que asumir el 25% de la carga de trabajo descontada a los facultativos temporales, lo que afectará aún más a su formación: tienen razones para estar enfadados. Y a todo esto hay que sumar las pocas expectativas laborales al estar blindado el acceso al SAS por las nuevas condiciones de contratación en el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA).

Aunque la aplicación de los recortes presupuestarios en sanidad tiene matices diferentes según qué autonomías, la sanidad andaluza se está viendo afectada por esta dinámica imparable de adelgazamiento de los servicios públicos. Juan Pérez, representante de los residentes onubenses ha dicho: “Que la Sanidad vaya mal perjudica a todos”, y tiene razón; habrá que cargarse de paciencia y sentido común, y apoyar las reivindicaciones de estos especialistas en ciernes. Se nos está vendiendo la idea de que en Andalucía todo sigue igual, pero es falso; la disminución de contratos y el aumento de carga de trabajo sobre médicos y otros sanitarios no lo permite: las listas de esperas aumentan, los especialistas son menos accesibles, la calidad asistencial disminuye. Nuestro sistema sanitario público y de calidad está en peligro, pero cada vez más la ciudadanía está dejando claro dónde se sitúa la línea que no se debe sobrepasar: la sanidad pública es patrimonio inviolable de los ciudadanos de este país.

Los residentes se sienten amenazados por el SAS, pero apoyados por facultativos con plaza en propiedad y contagiados por la actitud aguerrida en defensa de la sanidad pública que florece por todas partes. Necesitamos que sean resistentes dentro de nuestros centros sanitarios, que se atrincheren por su futuro y por el de todos. Sufren las consecuencias de políticas débiles y con intereses encontrados. Y necesitan la misma solución que nosotros, los usuarios, un posicionamiento político claro sobre su inmunidad. Un acuerdo donde se elimine la competencia vertical y horizontal entre administraciones de diferentes ámbitos, y donde se asuma la diversidad pero se opere siempre desde la cooperación y la coordinación. Un acuerdo donde se ratifique la apuesta por la calidad, pero desde la protección y el cuidado de sus empleos.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario