Reto: ciudadanía

Andamos estos días planteando desde esta columna algunos retos que nos parecen importantes para este 2007: interculturalidad, paz, cooperación internacional… Hoy la palabra es ciudadanía. Porque resulta evidente que andamos cada vez más ajenos a la gestión pública. Desde lo más pequeño: nadie quiere ser presidente de la comunidad de vecinos. Seguimos: muy pocos son los que participan en las asociaciones de vecinos y demás tejido asociativo, pocos los que se brindan a formar parte de un Consejo Escolar. Y por supuesto: la militancia en partidos o sindicatos es pura anécdota, como lo va siendo la abstención que sube y sube. Un reto para este 2007 es, por lo tanto, recuperar la preocupación por nuestra ciudad, por nuestro barrio, recuperar la participación en lo espacios creados, crear, si hace falta, otros nuevos. El peor enemigo de la democracia es la despreocupación, el pensar que ya habrá quien se ocupe de lo público, el dejar que unos tecnócratas gestionen la ciudad como si fuera una empresa. Somos más ciudadanos cuando nos ocupamos de la plaza, del colegio, de los parques, de los baches, del ritmo de la ciudad. Por lo tanto: participemos, ocupemos nuestro sitio, alcemos la mano, preguntemos, sugiramos, tomemos decisiones, busquemos alternativas… Desde lo más pequeño (las papeleras quemadas de nuestra calle) hasta lo más global (el destino de los fondos que nuestro ayuntamiento destina a cooperación internacional). Porque en ambas cosas nos jugamos más de lo que podemos sospechar.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario