Retomar la esperanza

Son malos tiempos para la esperanza. La gente anda desorientada, no ve salidas al individualismo, al consumo desaforado, a la desigualdad entre pobres y ricos, a la miseria de los países del Sur. El neoliberalismo parece haberlo inundado todo, la cultura de la satisfacción está ganando la batalla a la cultura de la solidaridad. Todo se deja en manos del mercado, en manos de la flexibilización laboral, en manos de los contratos basura. Los que más tienen cada vez son más ricos y los que menos tienen cada vez son más pobres. Las utopías de antaño se cayeron y no se terminan de encontrar nuevas utopías. El personal de a pie cada vez cree menos en los políticos y muchos de los políticos sólo piensan en su sueldo, su comisión y su sillón. Así las cosas, hay que sacar a la calle la esperanza, pasearla por los sitios, enseñarla a los demás y dejar que se convierta en la reina de la casa. La esperanza de que es posible una nueva sociedad de iguales, de que es posible la justicia social, de que es posible y puede hacerse un futuro solidario, un futuro de hombres y mujeres libres, más humanos. Se hace urgente retomar la memoria como base de que siempre los cambios mejoraron la realidad, aunque ahora sólo quede resistir y luchar e inventar lo que está por venir.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario