Robos en el mercadillo

A media mañana de los viernes la comisaría de la Policía Nacional alcanza su hora punta de denuncias por robo. Y casi todos se han producido en el mismo lugar: el mercadillo del Nuevo Colombino. La espera sirve a las ocho o nueve víctimas del promiscuo ladrón -casi todas mujeres, muchas de ellas mayores- para contarse los detalles de su desagradable experiencia: “A mí también me abrieron el bolso sin darme cuenta… Parece que es una banda, a mi cuñada le pasó el otro día. Sí, de rumanos, es que ya no se puede estar tranquila… Y luego dicen que vienen a trabajar, ¡a robar es a lo que vienen!” Se abre la puerta y casi se escucha el resoplido dentro de la oficina: “Que pase el siguiente. ¡Vaya mañanita!” Y continúan tramitando denuncias. A una de las denunciantes le han encontrado parte de la documentación, está en las instalaciones de la policía local, y se va corriendo, momentáneamente aliviada. El resto continúa con sus opiniones sobre la inmigración, ya lanzados por la cuesta abajo de la xenofobia. Ni un solo comentario sobre la falta de seguridad en el mercadillo, o sobre la escasez de efectivos policiales en lugares con tanta afluencia de gente. Eso sí: parece confirmarse que eran rumanos. Otra denuncia más. Que pase el siguiente. Y tengan cuidado si van mañana al mercadillo.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario