Romero

Oscar A. Romero, arzobispo de San Salvador asesinado el 24 de marzo de 1980 . Poco sabemos de su vida anterior, pero tampoco importa; lo que de verdad merece la pena conocer son los últimos años, sus gestos, sus palabras, y un final que deja gusto a principio. Sabemos que escuchó la voz de Dios en el dolor de su pueblo, y puso su vida al servicio de la verdad. Se enfrentó a los poderosos, más allá de su miedo y su debilidad; y se mantuvo a pesar de la incomprensión de muchos de sus mismos hermanos del episcopado; y terminó corriendo la suerte de los pobres salvadoreños. Lo mató un sicario por orden del dictador de turno, que curiosamente estaba apoyado por el imperio yanqui, tan entrometido en toda América. Veintiséis años después, Monseñor Oscar Romero sigue vivo en su pueblo y sigue siendo una referencia para todoa América Latina, para su iglesia y sus pobres. Hoy, algunos siguen esperando un milagro para reconocerlo oficialmente como santo. Puede que tantos años después, el milagro que necesita este mundo y esta Iglesia es que surjan muchos otros Romeros.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario