Salir-se en la foto

Estamos en época de elecciones y todo el mundo quiere salir en la foto. Hemos visto la semana pasada cómo en la multitudinaria manifestación pro recreativista se juntaban en la cabecera rojos, azules, menos rojos y menos azules, pidiendo no se sabe qué a no se conoce quién. También esta semana hemos presenciados instantáneas curiosas, como la del alcalde de la vecina Sevilla prometiendo cargo en una cofradía, a pesar del recurrente anticlericalismo que vuelve a enarbolar su partido. Es evidente que una buena foto bien vale un paseo, y que en según qué casos puede valer unos miles de afectuosos votos y en otras ¡vade retro satana! Fotos donde aparecer, desde donde hacerse querer e incluso pasar a la eternidad, pero hechas a veces sin reflexión y en muchos casos con poca responsabilidad.

Pedir que se solucionen los problemas del Recre está bien, si uno es seguidor y paga el abono tiene derecho a hacerlo. El problema aparece cuando uno es representante público y se deja llevar por el entusiasmo colectivo, igual después va a ser requerido para “aflojar” la cartera donde no puede hacerlo. Hacerse ver en procesiones, en actos de hermandades, etc., nos recuerda que en estas latitudes el olor a incienso y el color morado nos pirra, por lo que hacer gala de laicismos pragmáticos a posteriori no viene a cuento, sobre todo cuando queremos vender eso de la separación iglesia-estado. Son ejemplos de salir en la foto sin mucha coherencia, con más torpeza que otra cosa.

Pero hay otros casos en los que los fotografiados buscan deliberadamente mentir, vender y justificar, con más demonio que ignorancia. Miremos si no al millonario Tony Blair, ex primer ministro  británico, quien provocó la terrorífica  foto  del Trío de las Azores, aunque realmente fue un cuarteto, de la que  ahora quiere salirse a toda prisa. El Informe Chilcot va a acusarle de promover una guerra con falsas acusaciones y ahora se escuda a toda prisa en el error de sus servicios de inteligencia. Mintieron para provocar una guerra infame con consecuencias terribles, y tuvieron la desfachatez de inmortalizarlo. Le llegará algún día el turno a nuestro expresidente Aznar, mera comparsa en aquel momento pero no menos responsable de la iniquidad; quizás sea igual de diligente algún día para salirse del encuadre.

Ojo con los posados, a veces son una actividad de riesgo, uno quiere “salirse” con la foto y quizás algún día quiera salirse de ella.

foto de las azores

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario