¿Se creen que somos tontos?

No sé si como ciudadana me soliviantan más determinados hechos o las explicaciones que se dan para justificarlos. Por ejemplo, el PP puede haber entregado, o no, sobresueldos en negro a sus dirigentes, pero para salir al paso de tamaño escándalo no puede decir que “no reconoce esa contabilidad como propia”. ¿Es impertinencia declarar que todas las cuentas (legales) del PP son legales? Más bien puede que se piensen que somos tontos y que como compliquen un poco el discurso no nos vamos a enterar. En ambos casos hay motivos para la irritación.

Del estilo es la explicación del Ayuntamiento a propósito de los vertidos de Repsol que denunció la Mesa de la Ría. Resulta que 50 camiones cisterna de la empresa petrolífera recorren diariamente 30 kilómetros hasta una arqueta de Aguas de Huelva cerca del Matadero, ¿y lo que transportan es “agua limpia”…? Resulta que quien certifica que se trata de “agua marina de origen geológico” es quien realiza los vertidos, ¿y no dejan que nadie haga otras analíticas…? Resulta que esos vertidos “son legales” porque existe un convenio privado con la petrolera, ¿pero van en contra de la normativa que prohíbe verter aguas salinas a la red de saneamiento…? Estas y otras muchas preguntas se las hacen los ciudadanos, perplejos no sólo ante la impunidad sino ante la desfachatez. No sabemos dónde van los vertidos ni qué contienen, es cierto, pero sí sospechamos que las medias verdades son evidencia de mentiras enteras.

Más sospechosa aún es la autorización para el proyecto de almacenamiento de Gas en Doñana, que tanta polvareda ha levantado. Escuchar a las organizaciones ecologistas sobre el riesgo que ese plan supone para el Parque pone los pelos de punta. Puede que tampoco digan toda la verdad, pero al menos se atreven a hablarnos de “fracking”, palabreja que ya explicó mi compañero Gonzalo Revilla en esta sección hace un par de días, y de las conexiones entre este método de extracción de gas y el interés por utilizar el yacimiento como almacenamiento subterráneo. Y lo entendemos, oiga. Son hasta capaces de lanzar un nombre, el de Felipe González, para que nosotros solitos saquemos las conclusiones. Y las sacamos, vaya si las sacamos. Los que vivimos por esta esquina del mapa ya estamos acostumbrados a los conflictos ambientales, pero nos enerva que nos tomen por tontos. Un motivo más para no quedarnos quietos: por dignidad.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario