Se llama "conciliar"

La alegría de los niños en estos primeros días de vacaciones esconde detrás la desesperación de los padres. No es sólo agotamiento, es que las vacaciones escolares generan un auténtico problema doméstico. A la posibilidad de que los padres y madres cuiden de sus hijos, sencillamente a algo tan elemental, se le llama ahora “conciliar”, y la Consejería de Empleo estrena –no se sabe si con oportunidad o sarcasmo- campaña publicitaria para demostrar que son capaces de darse cuenta de que no hay nadie en casa mientras los niños están de vacaciones. Dicen que darán facilidades a las empresas, pero no se plantean predicar con el ejemplo: ni con los empleados de la propia administración, ni dotando a los centros escolares de un horario de actividades atendidas por el personal adecuado. Ah, sí, se les ha ocurrido una medida estrella: adelantarán cinco días el comienzo del próximo curso. Patético.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario