SÍ me importa

Cuando comenzaron a dar la cara los efectos de la crisis económica en nuestro país, el primer sector que se vio afectado por los recortes fue el de la Cooperación al Desarrollo, y fue algo que muchos vieron bien, pues existe un discurso generalizado que desde la lógica de la competitividad y desde una visión parcializada del mundo, defiende lo propio frente a lo ajeno: “con lo mal que están las cosas por aquí, ¿cómo vamos a dar a otros países?, primero para nosotros y luego para ellos”. Es este un discurso facilón muy extendido por desgracia, pero carente de cualquier argumentación lógica. Porque todo el dinero recortado en Cooperación en estos años, no ha revertido en derechos sociales, es más, nuestros derechos siguen recortándose también a un ritmo vertiginoso.
Además, en la Cooperación al Desarrollo hace ya tiempo que se viene viendo la necesidad de abandonar el discurso que plantea la solidaridad como un dar limosna a los otros, los de otros lugares, cuyas vidas son ajenas a la mía, y hemos de empezar a preguntarnos por el origen de tal pobreza: qué la originó, de qué tipo es, quién se está beneficiando de ella, en qué me puede afectar a mí y cómo combatirla. Porque argumentos como el de más arriba suelen defenderlos personas que ignoran de lo que hablan o que tienen intereses en que las cosas no cambien.
Oxfam Intermon acaba de sacar una campaña llamada “Sí me importa”, a través de la cual busca agitar a la ciudadanía para que se movilice en favor de la política pública de Cooperación al Desarrollo. Se persigue transmitir a través del arte (teatro, cómic

o cine) la importancia que la cooperación tiene en la lucha contra la pobreza, y hacer visible que la ayuda funciona, cambia y salva vidas. Porque es mucho lo que queda para conseguir convertir a este mundo en un lugar mucho más justo para todos: extinguir gobiernos corruptos y dictatoriales, destapar los intereses políticos encubiertos que generan y mantienen tantos conflictos armados, tomar conciencia de la influencia de nuestros hábitos de consumo en la permanencia de la desigualdad, leyes que impidan a las multinacionales explotar el planeta y a los sectores de población más vulnerables… y un largo etc. Pero hasta que todo esto se consiga existe la importancia del “mientras tanto”, porque mientras vamos consiguiendo tales cambios existen vidas, personas que siguen muriendo de injusticia da igual si esta se apellida hambre, frio, VIH, Malaria, guerra o explotación.

The following two tabs change content below.

Carmen Murillo

Latest posts by Carmen Murillo (see all)

You may also like...

Deja un comentario