Silencio, por favor

Resulta incómodo, tensa el cuello, enrojece la dermis, provoca gastritis… abucheos, ¡silencio, por favor! Quizás antes fue murmuro, y antes aún callada queja, pero una vez emergen se convierten en herramienta peligrosa, eso sí, para el que encarna algún personaje público. Y es que quien sale a la calle para vender imagen, no para dialogar, o para vender obras, y no para explicar, es incapaz de apagar el abucheo con la razón. Exponerlo todo a la imagen hace que cualquier ruido pueda romper el equilibrio. No puede haber protocolo, norma o llamada al decoro que mande callar a los ciudadanos en la calle, sólo palabras, claridad, valentía, más ruido. Hay derecho al abucheo aunque no nos guste, aunque no se entienda, y hay derecho al abucheo, aunque sólo sea para romper el silencio. Shhh, silencio señor, que alguien está gritando.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario