Simplificando

Cada vez estamos más sometidos a una saturación química completamente
innecesaria. Y no me refiero al hecho de vivir en Huelva con sus
consecuencias de vertidos y chimeneas, sino al bombardeo de productos:
detergentes, cosméticos, insecticidas, que en amplio catálogo nos ofrecen
las empresas. Hay personas que desarrollan el síndrome llamado
Sensibilidad Química Múltiple (en Huelva conozco a algunos) como respuesta
a esa sobre exposición de elementos que el cuerpo identifica como
perjudiciales. Afortunadamente existen alternativas cada vez más
extendidas y fáciles de encontrar en cualquier tienda: bolas para lavadora
a base de cerámica, desodorantes de mineral de alumbre, jarras de agua con
filtros anticloro, y una amplia gama de esencias y jabones naturales.
Aunque la mejor protección es reducir su uso porque nuestro cuerpo no
necesita tanto añadido para estar sano. Dejemos que la naturaleza haga su
trabajo.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario