Sinde-fensa

Lo único claro de la Ley Sinde sigue siendo su sobrenombre, como si el rostro porcelánico de la ministra sirviera de tranquilizante. El resto, aparte de su ambigüedad -o quizás por eso mismo-, suena a demostración de quién manda aquí: el derecho a la propiedad intelectual por encima de la libertad de expresión, el lobby audiovisual amenazando en plan Sgae a los usuarios, la injerencia obscena de EEUU, la “patada en la puerta” del router con la posibilidad de cerrar páginas web por vía administrativa… Todo bastante inquietante, como escenas de una peli de Kubrick (descargada legalmente, por supuesto). Porque da un poco de miedo que con la excusa de defender a los ciudadanos, que es para lo que se supone que está el gobierno, seamos los ciudadanos los perseguidos por cometer el peor delito, el de tomar decisiones que no estén previstas, controladas o tasadas. Poco a poco nos quedamos sin defensas. Y ellos, sin vergüenza.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario