Solentiname

Es algo más que un archipiélago edénico en el Gran lago de Nicaragua, donde el poeta Ernesto Cardenal fundó en los ochenta una comunidad religiosa, luego destruida, y donde se desarrolló una importante escuela de pintura primitivista. Lo saben bien los cientos de onubenses que han pasado por allí como cooperantes, comprometidos con una tierra que merece mejor suerte y con una gente de la que no se deja de aprender. Lo sabe también la Diputación y la asociación Incudema, que acaban de inaugurar un Museo y una Biblioteca para promover el desarrollo en esas islas. Lo sabe el propio poeta, acostumbrado a sufrir atropellos, incluso del propio Presidente Ortega, por hablar claro y alto. Más allá de los reveses históricos, más allá de los proyectos de cooperación, Solentiname y Ernesto Cardenal han demostrado que la utopía sigue siendo posible. Por eso somos nosotros los que estamos en deuda.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario