«Solidaridad»

En este repaso al diccionario estamos viendo que hay palabras malgastadas, otras averiadas, algunas sucias… De todo. Esta de hoy es una palabra, digamos, anestesiada: está como vacía de contenido, menguada, con sus aristas convenientemente limadas. Era una palabra grande, que imponía respeto. El diccionario dice que es la “adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros”. Hoy se lleva ser solidario: hasta las multinacionales lo son. Es una palabra que no amenaza al sistema, al status quo, y por eso se la usa alegremente, se comercia con ella, se la coloca en las vallas publicitarias, se la televisa convenientemente, se la pinta de colores agradables y se le pone musiquita de fondo. Queda muy chula, pero poco convincente. Pero así son las palabras: primero definen unas cosas, y con el tiempo uno se da cuenta de que su significado se modificó hasta hacerla irreconocible. Lo bueno es que el lenguaje es flexible, infinito, y que igual que se nos desdibujan una palabras podemos recrear unas nuevas, que actualicen los significados y refresquen las luchas.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario