Somos reales

concentracion_plataforma_somos_reales010La Reina Letizia acudió a la entrega de los Premios Príncipe de Asturias luciendo un vestido azul zafiro diseñado, como es habitual, por un tal Felipe Varela El color elegido, según la Revista Hola es un guiño a la tierra que la vio nacer, no se muy bien si por alusión al color de la bandera o al del Mar Cantábrico, ese mar frente al que, de joven, algunos han dicho que se sentaría y soñaría con llegar a ser princesa -o reina, quien sabe-, porque los cánones dicen que lo que tienen que soñar las niñas es con eso y por eso es más fácil imaginarse a la reina en ese plan que no pensando en un muchacho del pueblo o con llegar a ser periodista. La ceremonia ha sido emotiva, la primera de Felipe como rey en esa tierra tan importante para él…

Este viene siendo el tono de las crónicas enviadas por la prensa desde Oviedo: que si cómo vienen vestidos los monarcas, que si el papel de Doña Sofía, que si el cerrado aplauso de los asistentes al Teatro Campoamor.

De lo que se ha escuchado muy poco es de los varios miles de personas procedentes de distintas zonas de España para expresar su protesta por cómo están las cosas. El lema es rotundo: “somos reales”. Nosotros somos reales, nuestros problemas, la angustia de la gente que sigue siendo desahuciada de sus casas sin que se ponga remedio, la de los despedidos de sus trabajos gracias a las reformas laborales que ponen esto en bandeja, la de la gente que sufre la pobreza y la exclusión social sin que se pongan en marcha medidas reales para solucionar su pobreza y su exclusión social, la de las personas migrantes que vienen o que van, obligados a salir de su tierra para llegar a otra tierra que sólo las considera mano de obra barata o que las rechaza a golpes en la frontera, la de las personas enfermas que mueren sin ser atendidas dignamente en un sistema sanitario en proceso de desmantelamiento, la de los maestros y padres que ven que no pueden educar en condiciones a los niños porque no hay recursos suficientes en las áulas…

Esa angustia es la real, esos problemas y no la farsa de un evento cargado de pompa ñoña que se parapeta de los problemas de la gente con impresionantes cordones policiales y maniobras de distracción. Esos problemas son reales y mucha de la gente que los sufre vuelve a la calle igual que hizo en las Marchas de la Dignidad del pasado 22 de marzo pidiendo algo muy sencillo: “Pan, Trabajo y Dignidad”.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario