Todavía es posible

Acaba de ser descubierta para toda la humanidad (exceptuando a los indígenas que sabían de su existencia desde tiempo ancestral) en la zona peruana de la selva amazónica, una catarata considerada la tercera más profunda del mundo. A pesar de la leyenda de maldiciones y encantamientos que ha mantenido oculta e inaccesible esta maravilla natural, ya hay planes para construir una carretera por la selva y “poner en valor” para el turismo internacional semejante descubrimiento.

Cuesta creer que en la era del GPS, donde aparentemente existen referentes exactos de toda la superficie terrestre, pasen desapercibidos espacios naturales de semejante índole. Pero no hace falta irse tan lejos para sentir esa sensación de pequeño descubridor de rincones especiales que a cada uno nos dicen algo especial, y que nos los guardamos para nosotros mismos en determinados momentos en los que queremos desaparecer.

Aun es posible llegar a algún sitio sin huella aparente de que no está muy visitado. Y no conviene publicitarlos, a todos nos gusta seguir pensando que aun hay algo por descubrir en este planeta nuestro tan explorado, expoliado, recorrido.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario