Tolerancia cero

Debe ser duro haber dormido en la misma cama de tu enemigo, de quien atenta contra tu vida o la de los tuyos. Pienso en esas mujeres de Alicante o Valencia asesinadas estos días, o en la joven de Huelva que ha recibido una paliza de su novio, un tipejo que ya había amenazado con quemarla. Y no tengo claro que salir en los titulares de los informativos ayude a las víctimas, o a sus familiares, en momentos en que no se sabe qué duele más, si el cuerpo o la dignidad machacada. Pero estoy convencida de que es una de las formas más concretas de parar la locura que no cesa , porque es fuera de los estrechos límites domésticos, en las raíces enquistadas del machismo socialmente aceptado, donde hay que empezar a hacerlo. Tolerancia cero para los agresores, sí. Pero también para los que alardean públicamente de tratar a su mujer como un objeto, como una posesión, y son arropados por la sonrisa de sus amigos. O para los que cuentan chistes en los que se bromea con la violencia. O para quienes aconsejan a las mujeres que aguanten. Tolerancia cero para los que piensan que bueno, que algo haría ella. O para los que creen que la cosa no es para tanto, que ya está bien de airear los problemas de los demás. Lástima que ese caldo de cultivo de la violencia contra las mujeres no sea noticia para un titular

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario