Torturados

Después de Auswitch, más de un filósofo se planteo cómo era posible creer en Dios, otros se cargaron de razones para desconfiar del ser humano, y algunos decidieron no volver a cuestionarse. Tras los atentados de Nueva York, Londres o Madrid, se reiteraron las preguntas y fue fácil dejarse llevar por la desesperanza. Hoy que recordamos el día en el que un justo fue torturado hasta la muerte en una cruz, bueno sería hacer mención de que en este mundo se sigue empleando la tortura con desenfreno; ¿quién no ha temblado ante las imágenes de Guantánamo o Abu Ghraib?. La tortura, siempre del indefenso, es tan antigua como la historia del propio ser humano. Desde los bárbaros a la pax romana, o desde las dictaduras más atroces hasta las formas maquilladas que persisten en los calabozos de las democracias modernas, en dos milenios no hemos querido desprendernos de tan pesada e ignominiosa carga. Hace unos días, al fin, España se ha sumado a los países firmantes de la Convención contra la Tortura. Todavía restan por firmarla otros muchos que pretenden dar lecciones al mundo de democracia y modernidad.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario