Trabajo imposible

Cuando éramos pequeños, nuestros padres aspiraban a que tuviéramos, cuando fuéramos mayores, un buen trabajo fijo que nos permitiera salir adelante. Ellos soñaban con que ese trabajo fuera mejor que el suyo. Crecimos en la cultura del trabajo fijo. En la actualidad, nuestros hijos no van a poder disfrutar de un trabajo para toda la vida. Se ha instalado la cultura de la flexibilidad laboral, como la única forma de organización del trabajo. La flexibilidad lo marca todo: los horarios, la geografía, los salarios… No hay nada fijo. El paro y la precariedad están haciendo del trabajo casi una forma de esclavitud moderna. Se trabaja las horas que las empresas demandan, en los lugares donde la empresa requiere y con los salarios que la empresa ofrece. Casi no existen los convenios, los sindicatos andan arrinconados y nuestros jóvenes no tienen posibilidades reales de pensar y planear el futuro.. Con lo cual los derechos humanos quedan en entredicho. Sin un trabajo fijo resulta imposible ser padre o madre, resulta imposible acceder a una vivienda, resulta imposible planificar la educación de los más pequeños, resulta imposible cultivar el ocio… Sin un trabajo fijo la organización familiar se resiente y eso es peligroso.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario