Tránsfuga

Estos días reaparece un miedo que acompaña frecuentemente a la clase política, el Transfuguismo. Palabra siempre acompañada de connotaciones negativas y que genera gran turbación. En Huelva ha reaparecido de nuevo la aprensión y se apela a los pactos antitransfuguismo; Con requerimientos notariales y todo. Tras Franco, antes no se podía, pasar de un partido a otro se ha hecho frecuente y son los ayuntamientos donde se realiza con más asiduidad. Hay menos presión mediática, se conoce mejor la gestión del alcalde y además funciona el pago rápido. Podríamos probar a revestir tránsfuga con otra carga de ideas, por ejemplo con el ejercicio de la libertad de elección y el posicionamiento con la mejor forma de gobernar, ¡qué cambio!. Pero deliberadamente se nos vende esta práctica de otra manera. ¿A qué se teme? ¿a perder el poder? Si la motivación principal es la de ejercer la mejor política para el bien de los ciudadanos, ¿qué más da hacerla desde la oposición? Además, ya decidiremos los ciudadanos desde qué interés lo hizo el tránsfuga. Con tránsfugas honestos o chaqueteros las pataletas entre Partidos Políticos son patéticas y sólo demuestran que existe más interés por mandar que por gobernar. Yo ideológicamente me siento un tránsfuga, y no me avergüenzo. Un tránsfuga siempre hacia el Partido que realice un Gobierno con justicia, con honestidad, más verde que naranja, independiente. Pero, por desgracia, un tránsfuga sin partido (laotraorilla@dosorillas.org)

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario