Tras las chabolas de la fresa

Sorprenden las reacciones a la denuncia de Cáritas sobre las condiciones de vida en los asentamientos que se levantan alrededor de los municipios freseros. Una ONG considera que el número de personas que vive en ellos es “similar al de otros años”, un alcalde opina que no son consecuencia de la contratación en origen, sino “de la llegada imprevista de trabajadores”… Ya sólo falta que las fuerzas de seguridad digan que los campamentos son arrasados porque toca, aún a sabiendas de que en cuanto se den la vuelta los inmigrantes que malviven en ellos volverán a levantarlos. No está la cosa para permitirnos estas perogrulladas. Si algo pide Cáritas es responsabilidad a las Administraciones y a los empresarios, que saben que esta situación se repite todos los años, y todos los años se “sorprenden”, sin haber hecho nada por evitarla. Mirando hacia otro lado no resolveremos el problema.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario