Trata de blancas

Tengo un amigo que en una dinámica de orientación laboral en una Escuela Taller de un pueblo de nuestra provincia le pedía a los alumnos imaginaran un negocio con demanda, lucrativo, y fácil de crear. Un avispado lanzó la gran idea: montar un Club de alterne. Al despreocupado adolescente no le faltaba razón, viendo como se ven determinados lugares por todos conocidos las tardes y las noches a las afueras de Huelva y otros. Sí, es un negocio, que mueve 7.000 millones de dólares al año en el mundo. Lo que habría que explicarle a nuestro alumno creativo (y a todos los que los usan) es que detrás del negocio se esconde la explotación de miles de mujeres, la mayoría extranjeras, en situación de indefensión y soledad. Ahora que ha entrado en vigor el Convenio Europeo contra la trata de personas, hay que recordarle al Gobierno, que España aún no lo ha firmado, y que una sociedad justa y comprometida no se puede permitir semejante abuso mirando para el otro lado de la carretera.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario