Tres hombre éticos

Esta semana hemos visto sentarse en el banquillo de los acusados a 65 exconsejeros  de Caja Madrid y Bankia. La imagen es bastante significativa, apunta con el dedo a muchos de los que disfrutaron del pelotazo y miraron para otro lado, hicieron uso de las “tarjetas black” despilfarrando 12 millones de euros y empujaron por golferío a Bankia a ser rescatada; recuerden que costó la broma 22.000 millones de euros. Todo un símbolo: políticos de PP, PSOE e IU, sindicalistas de CCOO y UGT, representantes de la CEOE y otras organizaciones sociales, etc., enfrentándose a un tribunal, unos promotores del robo y otros cómplices sigilosos, pero todos representando una manera de “hacer” que nos ha llevado a una situación insoportable. Podíamos recrearnos en su falta de moral: codicia, injusticia, afán de poder, infidelidad, cobardía… pero permítanme fijarme en los que no están, creo que se merecen destacar algo, las únicas tres personas que consideraron que usar las tarjetas podía ser delictivo e inmoral: Francisco Verdú, Íñigo Aldaz y Esteban Tejera.

Aparte de la condena social y la judicial que considere la Audiencia Nacional, si es que llega, me  gustaría plantear algunas consideraciones éticas.

Manejar el dinero de manera oscura, intentando saltarse las normas públicas para evitar pagar a hacienda no es ético. Esto es lo que hicieron Blesa y Rato con sus consejeros, pagar sin rendir cuentas al erario público. La opacidad buscada para evitar pagar a hacienda es un delito y además un problema económico extendido en todo el país, pero en el caso de administradores de lo público es una inmoralidad perversa.

Remunerar de manera oscura para logra favores de administradores o consejeros de espacios públicos no es ético. Las tarjetas Black fueron introducidas para ganar la confianza y el silencio de quienes debían decidir la política y dirección de una Caja de Ahorros ¿Hablamos quizás de soborno?

Llevar a una institución pública a la bancarrota por dejadez e incapacidad no es ético. Tanto los promotores del posible delito como los usuarios de las tarjetas son responsables del desastre, deben rendir cuentas y devolver la apropiación indebida.

Sólo tres razonaron de manera ética, y actuaron en consecuencia. Esperemos que la vergüenza de pasar por el juzgado y la conciencia social de estos años que la proporción sea distinta a partir de ahora. 65 justos frente a tres inmorales.fotocajamadrid

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario