«Turismo sexual»

“Es una forma de turismo cuyo objetivo principal es el de sostener relaciones sexuales”. Ante una definición así cuesta ponerse moralistas: nada que objetar si un tipo o una tipa quieren viajar y aprovechar el paseo para darse un revolcón. El problema siempre llega acompañado de la desigualdad, es decir: cuando el otro o la otra no ha “elegido” libremente, cuando se ve empujado a la prostitución por la circunstancias socioeconómicas. Entonces el turismo sexual se convierte en una forma de burlar la ley la ética, aprovechando la debilidad jurídica y económica de otros países. Lo de siempre: abuso de poder, compra y venta de seres humanos, relaciones asimétricas… Y no es una anécdota: es uno de los negocios que mueve más dinero en el planeta, debidamente consentido e incluso adornado a veces de romanticismo. Pero el abuso de poder no tiene nunca nada de romántico, por muchas vueltas que se le de.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario