Un arca para el odio

Sin ruborizarnos, asistimos expectantes a la inauguración de un refugio, antinuclear y antisísmico, para garantizar la supervivencia de las especies vegetales comestibles ante el cambio climático y otras catástrofes provocadas por el hombre. Un “arca de Noé” noruego a 130 m. de profundidad al servicio del planeta. El hombre se protege del hombre. La Naturaleza, corre riesgo en manos del hombre.
Ruborizados, el martes conocimos la muerte de cuatro mujeres, sentenciadas por el odio de quienes fueron sus parejas. Y tras sólo dos días, sin duelo posible, esta tragedia fue utilizada como arma arrojadiza en una campaña que va sacando lo peor de algunos. Posiblemente, entre el martes y el jueves, las 1000 mujeres que en Huelva denunciaron a sus parejas por violentos en 2007, habrán pasado del estremecimiento, al empatizar con la muerte, al total desamparo, cuando sus “representantes” se atrevieron a especular en voz alta sobre quién era culpable de su desgracia. Lamentablemente, hay mujeres que siguen sufriendo en manos de hombres. Afortunadamente, ya hay profundos refugios donde poder esconder simientes de odio y políticas de hombres.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario