Una vez más, Gaza

Una vez más, Gaza vuelve a convertirse en noticia. Una vez más, los medios vuelven a hacer recuento para ofrecer a la ciudadanía datos de heridos y muertos. Una vez más, la historia de la Franja de Gaza vuelve a ser número uno en los buscadores de internet. Una vez más, hay bandos que se posicionan a favor de unos y en contra de otros. Una vez más, los de arriba son los que deciden y el pueblo el que paga.
Una vez más, imágenes horrendas de niños desangrados, personas que gritan de dolor y desesperación. Una vez más, más casas destruidas, más escombros, restos de minas. Una vez más, en este lado del mundo el fútbol sirve para acallar, tapar los oídos y los ojos a nuestras prostituidas conciencias. Una vez más cualquier evento frívolo recibe mas atención de los medios de información que las cientos de vidas palestinas.
Una vez más, vuelvo a escribir sobre Gaza con el corazón encogido, sin querer imaginar lo que significará vivir sumida en la rutina del terror. Una vez más, el gobierno de Israel quiere mostrar su humanidad justificando que sus ataques son contra Hamas y que son estos los que usan a la ciudadanía como escudo humano. Hasta que de pronto un coche que estalla cerca de un grupo de niños que andaban jugando por las calles, le hace preguntarse a una irónicamente cuál de esos pequeños pertenecería a la tan temida célula yihadista y que tan alto cargo ostentaría para merecer tal sorpresa caída del cielo.
Hay quienes definen a este conflicto como diferencias confesionales porque usan el nombre de sus dioses para justificar lo injustificable, cuando realmente las diferencias son políticas. Los actos de un gobierno no representan a todo el pueblo y menos a su historia y hay que rebuscar mucho, e irse a la prensa no convencional, la alternativa para hallar datos y testimonios que dejan claro, que lo que el pueblo piensa o siente no es lo que dictaminan los estados o inventan los medios. El rabino Mijael Even David escribía hace unos días en la web del diario judío: “Hoy dejamos de ser pueblo elegido porque no fuimos elegidos para esto. Tal vez necesitemos otros dos mil años de Exilio para recordar quienes deberíamos ser”. Son declaraciones como estas las que dejan claro que el conflicto que va siendo ya eterno entre palestinos y judíos, tienen que ver con intereses económicos y políticos ocultos que van mucho más allá del los estados protagonistas del conflicto.
Una vez más, vuelve a haber solo dolor y cientos de muertes injustificadas.

The following two tabs change content below.

Carmen Murillo

Latest posts by Carmen Murillo (see all)

You may also like...

Deja un comentario