Unidad de acción

Me alegra que los sindicatos se planteen por fin un frente común para defender el empleo industrial, que trabajen juntos por los intereses de los trabajadores. Su protesta es legítima, no sólo porque perciban amenazas para los puestos de trabajo sino porque además toca un tema muy sensible para toda la ciudad. Yo también estoy dispuesta a sumar mi voz a la de tantos onubenses que quieren llamar la atención sobre los problemas del polo químico. Pero estoy hecha un lío. ¿Contra quién debo manifestarme? ¿Contra la Mesa de la Ría, un movimiento social que defiende una reivindicación histórica en la capital? ¿O contra las empresas que vierten residuos contaminantes o no respetan los acuerdos municipales? ¿Será la aspiración de recuperar el entorno la culpable del cierre de Fertiberia? ¿O deberíamos pedir que se le conceda un tiempo, sí, pero para trabajar por la descontaminación? ¿Tendremos derecho a proteger el futuro de los habitantes de Huelva y no sólo de las empresas que ocupan su suelo? Y sobre todo, ¿será posible que la unidad de acción de los sindicatos incluya también a los ciudadanos, en lugar de arremeter contra ellos?

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario