Utopía de nueva clase política

¿Se imaginan concejales en Huelva compaginando su servicio público con su empleo habitual, o consultando en asamblea pública qué mociones debe llevar a un pleno, o alcanzando consensos desde de la minoría? Pues los hay, aunque pocos. Es posible un nuevo ciudadano político, servidor y honrado. A pesar de ello, esta convicción, tras la espantada de la portavoz socialista en el Ayuntamiento y su segundo, vuelvo a sentirme frustrado como votante al comprobar cuál es el verdadero compromiso de muchas personas que dicen querer gobernarnos. Sentir la incapacidad de “ser poder” para tu partido, es “motivo personal” suficiente para abandonar el encargo de representar a miles de vecinos; se van y adiós. El mensaje claro que trasmiten es que sin poder no es posible trabajar, dejando sin valor al diálogo político y volviendo a desacreditar tan noble cometido. El Servicio, desde la política, nada tiene que ver con pretender manejar el cotarro desde el poder, sino con sentirse uno más y desde ahí poner el esfuerzo en empujar el desarrollo de todos, con la responsabilidad otorgada por el voto y la coherencia del que se compromete hasta el final.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario